domingo, 22 de noviembre de 2009

Síndrome de "Boreout"


El síndrome de "Boreout" se fundamenta en tres elementos: aburrimiento, infraexigencia y desinterés.

Es un malestar común que afecta a todo empleado al menos una vez en su vida laboral. Mira a tu alrededor y fíjate en algunos de tus compañeros de trabajo. ¿Hay alguno de ellos que no haga nada durante todo el día?¿Alguien que sólo finja estar estresado?

O piensa en ti mismo, ¿no tienes nada que hacer en tu puesto de trabajo?¿a tu jefe le cuesta delegar?¿Te sientes capacitado para hacer más de lo que te permiten? Si has respondido afirmativamente ya estás encaminado. Se estima que el 15% del personal de oficinas está en camino al "boreout". Pasar gran parte del día simulante que uno se encuentra trabajando generea aún más efectos negativos que el stress por exceso de tareas.

El boreout es paradógico. El tener que estar sentado durante largo tiempo sin saber qué hacer es una situación desesperante, pero el propio empleado aviva su descontento con distintas estrategias.

En un estudio realizado por Dan Malachowski se refleja que el 33% de sus 10.000 encuestados dijo que su trabajo no presentaba desafío alguno y como resultado pasaban un promedio de dos horas al día para matar el tiempo en Facebook o Mysapce, o planificando sus próximas vacaciones o incluso organizando el partido de tenis de la semana.


¿Cómo puedo ser víctima del boreout?

Es muy posible que un jefe (o ciertos miembros ambiciosos del equipo) asuman todo el trabajo estimulante, ya sea por el desafio que implica la tarea o la recompensa que acarrea, delegando sólo aquellas rutinarias y aburridas para el resto de los integrantes. Y además de todo esto, como consecuencia a mediano plazo: Un jefe estresado por sobrecarga (burnout).


La patología del boreout

Con el tiempo uno se va acostumbrando a esta situación de "sub-ocupación" dentro de la organización. Comienza a asumir esas horas que dedica a temas particulares como algo cotidiano.

La comodidad que por una parte representa esta situación es nuestro principal enemigo . Comenzamos a inventar estrategias para justificar la baja productividad y no perder los privilegios de estas cada vez más "agradables" horas libres en nuestro horario de oficina.

Lo peor... comenzamos a tener aversión al trabajo.


Algunas de las estrategias utilizadas por los que sufren boreout

  • Simular llevarse trabajo a casa a modo de "compensación".
  • El pseudo- compromiso hacia nuestros superiores justificando lo injustificable en cuanto al tiempo insumido en nuestras tareas.
  • Fingir estar estresado y correr de un lado para el otro con papeles en blanco en la mano.
  • Inventar malestaries para poder salir de la oficina.
  • Simular haber comenzado a fumar para salir a la calle a ratos.

Algunas señales previas

Si contestas afirmativamente a al menos 4 de las siguientes preguntas probablemente te encuentres al borde del boreout:

  1. ¿Estás privado por completo de tareas en el trabajo?
  2. ¿Te sientes poco motivado o aburrido?
  3. ¿A veces finges estar ocupado?
  4. ¿Estás cansado y apático después del trabajo a pesar de que no experimentaste el estrés en el oficina?
  5. ¿Estás satisfecho con tu trabajo?
  6. ¿Le encuentras sentido a tu trabajo?
  7. ¿Podrías completar tu trabajo más rápido de lo que lo estás haciendo?
  8. ¿Tienes miedo que por tu situación laboral te bajen el sueldo?
  9. ¿Envías correos electrónicos a tus colegas durante las horas de trabajo?
  10. ¿Tienes poco o ningún interés en tu trabajo?

¿Cómo evitar caer en el boreout?

Existen tres áreas donde deben de actuar las empresas: organización, liderazgo y comunicación.

Se debe de disponer de una planificación del personal adecuada, los jefes deben de saber delegar con eficacia y mantener una constante comunicación interpersonal con los empleados.


Fuentes:

http://www.timesonline.co.uk/
http://www.boreout.com/
http://micarreralaborealenit.wordpress.com/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada